Ciberseguridad en el hogar: 5 claves para proteger tus equipos

8 abril, 2021

Cuéntanos, cuando lees la palabra ciberseguridad, ¿qué se te viene a la mente?

 

A la gente de a pie, este concepto aún les suena a algo complejo y lejano que nada tiene que ver con ellos. De hecho, un gran número de los usuarios habituales de internet consideran que la ciberseguridad es una cuestión que atañe a grandes empresas, a entidades bancarias o a webs importantes.

 

¿Y si te dijéramos que para ti también es necesaria?

 

Lo cierto es que nadie está libre de sufrir un hackeo. Esta cuestión afecta a cualquier persona que utilice internet de manera asidua; las amenazas en ciberseguridad van desde “robar wifi” hasta la transferencia de manera ilícita de datos y archivos de una red privada pasando por la obtención de información de tarjetas o dirección postal. Cada día los medios de comunicación informan de nuevos casos de ataques informáticos que tiran servidores o hacen barridos de datos que comprometen nuestra privacidad y colapsan servicios...

 

Sin ir más lejos, a mediados de marzo de 2021, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) sufrió un ciberataque que provocó la pérdida de miles de solicitudes de demandas de empleo y prestaciones.

 

Evidentemente, es un ejemplo grave que muestra lo lejos que puede llegar el problema. Y aunque, una intrusión en nuestra red doméstica no provocaría una reacción en cadena que afectara a miles de personas, afectaría a la privacidad familiar. Además, el teletrabajo ha supuesto un incremento del riesgo de amenaza: una red doméstica no suele estar tan protegida contra amenazas digitales como la de una oficina. Por todo esto, actualmente más que nunca es imprescindible concienciar a la gente sobre la ciberseguridad en el hogar.

 seguridad en la red

Después de saber todo esto, ¿eres de los que piensan que el tema de la ciberseguridad no te incumbe?

¡Respira hondo!

En Primux hemos querido reunir una serie de tips (o hacks) para que tú y los tuyos estéis protegidos mientras utilizáis internet en casa. ¡Presta atención!

Qué debemos tener en cuenta para proteger nuestro hogar

Lo primero que hay que entender es que no hace falta ser un experto en informática para llevar a cabo estos pasos. En este artículo aprenderás todo lo que necesitas saber de una forma rápida y sencilla.

1. Antivirus

seguridad en la red

Es fundamental tener en cuenta que antes de navegar por internet debemos tener activo un antivirus como herramienta imprescindible para evitar la entrada de cualquier virus o malware. Es común que a la hora de comprar un PC, éste incluya alguna versión de prueba de tiempo limitado para que acabes comprándolo, el problema viene cuando se nos olvida que se acabó la prueba, o simplemente, no nos apetece comprar la licencia. En internet existen antivirus gratuitos con funciones limitadas (suelen contar con una versión Premium de pago) para descargar, aunque si utilizas tu ordenador para teletrabajar, desaconsejamos esta opción.

 

Comprarlo en una tienda física te garantizará seguridad y podrás prescindir del riesgo que supone descargarlo de internet.

 

¿Qué debe tener mi antivirus para que sea seguro?

  • El cortafuegos (firewall): Evita cualquier tiempo de acceso no autorizado, por lo que evita que entren a tu PC o a la red local.
  • Protección en compras: Compramos constantemente por internet, por lo que necesitamos asegurar nuestros datos durante las transacciones. Desconfía de los correos de spam que te piden el número de tarjeta, tus datos o que inicies sesión en cualquier cuenta de correo que tengas. ¡Asegúrate de comprar solo en sitios seguros! Si hay opiniones de otros clientes dentro de la web en la que vas a comprar es buena señal.
  • Interfaz sencillo: Es de gran ayuda poder entender y manejar el antivirus de una forma intuitiva. Muchas veces no exprimimos el potencial de nuestro antivirus porque no entendemos cómo usarlo.
  • Control parental: Los niños son más susceptibles de ser engañados en internet y generalmente, no saben diferenciar las páginas seguras de las fraudulentas. Además, no todo el contenido es apto para ellos, por lo que si tienes hijos, garantiza su protección determinando qué páginas y palabras claves pueden buscar. Restringe o bloquea los accesos que no consideres seguros. También puedes echarle un vistazo a uno de nuestros artículos relacionado con ciberseguridad en menores aquí
  • Actualizarse ante nuevas amenazas: El número de virus y de malware que existen en internet no es finito. Cada poco tiempo salen nuevas versiones capaces de pasar desapercibidas en nuestros equipos y cuando las descubrimos ya es demasiado tarde. Por eso, nuestro antivirus tiene que ser capaz de actualizarse para detectar cualquier amenaza al instante.
  • Escaneos y barridos periódicos: La protección en tiempo real es quizás lo más importante a la hora de buscar un antivirus. Muchos actúan solo cuando se ejecuta el análisis completo del sistema, y cuando acaban, te das cuenta de que tenías 15 virus, 1 troyano, 3 malware y dos cocodrilos australianos.

 

2. Cambia tu clave WiFi

 cambiar clave wifi

Parece algo básico pero, mucha gente no considera necesario cambiar la contraseña del WiFi de casa. La clave que genera nuestro router debe ser tan invulnerable como la privacidad de nuestra casa. Puede que quien sepa conectarse a ella de manera ilícita tenga los conocimientos suficientes como para acceder a todos los dispositivos conectados, lo que supondría un peligro y un riesgo enorme para nuestra privacidad.

 

Las claves que generan por defecto las operadoras pueden ser hackeadas y expuestas. Una persona solo tiene que intentar conectarse a tu WiFi y ver por el nombre qué compañía telefónica eres y mediante aplicaciones especializadas, lo único que tendrán que hacer es calcar el algoritmo matemático que utiliza tu compañía en concreto para general claves y empezar a generar contraseñas hasta dar con la de tu hogar. Por eso es importante también cambiar el nombre, para no proporcionar ni una pista de nuestra red, aunque, si lo que quieres es asegurarte de que nadie acceda a tu red, siempre puedes ocultar tu SSID y meterla manualmente en tus dispositivos.

 

Para cambiar el nombre y la contraseña:

(Windows)


- Accede a la barra de búsqueda de Inicio de tu ordenador. Teclea “cmd” y clica en “símbolos del sistema”.

- Una vez hayas clicado, se abrirá una ventana negra con tu versión de Windows. Te dará la opción de escribir, y debes poner:ipconfig.

- En la misma pantalla te saldrán varias series de números, a nosotros nos interesa la puerta de enlace predeterminada (empieza por 192.168….). Lo copiamos.

- Vamos al navegador y pegamos nuestra IP en la barra de búsqueda. Y nos aparecerá la página para configurar nuestro router.

- Introduce el usuario y la contraseña (esta info se encuentra en la pegatina de la parte de abajo del router).

- Y una vez dentro de la página de admin. (el formato varía dependiendo de la marca y el modelo) del router, buscamos “Nombre de Red (SSID)” y lo cambiamos por el que queramos. Ese será el nombre visible de nuestra red una vez lo cambiemos y la ocultemos (si queremos).

- Seguimos buscando campos hasta que encontremos “Clave WPA” y la cambiamos por la que queramos. Esta será nuestra nueva contraseña. Asegúrate de que no sea demasiado fácil y prueba a mezclar letras en mayúsculas y minúsculas con números.

 

3. Si tu PC tiene webcam, tápala

tapar webcam seguridad

Es posible que hayas escuchado hablar en más de una ocasión de lo importante que es tener cubierta la webcam de nuestros dispositivos para evitar hackeos y que funcionen sin nuestro permiso. Y aunque puede que suene a leyenda urbana, lo cierto es que esta práctica es posible y tiene un nombre: camfecting.

 

Lo más aterrador es saber lo sencillo que resulta invadir nuestra intimidad. Tan solo necesitas una herramienta de administración remota (RAT) para tomar el control a distancia de la cámara. ¡Apúntate estos trucos de ciberseguridad en el hogar y conserva tu privacidad!

 

- Desconecta tu cámara: Si tu webcam no está integrada en el PC, desconectala siempre que no la uses. Si está desconectada, es imposible controlarla de manera remota.

- Tapa la cámara con un post-it o un trozo de cinta adhesiva opaca: Este tip es un clásico, pero poco efectivo si además de imagen te hackean el micro.

- Ten activo el firewall: Tú autorizas o bloqueas lo que quieres que entre a tu PC.

- Mantén el antivirus actualizado: Como ya explicamos un poco más arriba, contar con un buen antivirus nos libra de muchos problemas.

- Revisa los permisos de tu navegador: restringe el acceso a tu webcam en los navegadores y gestiona los permisos de uso manualmente.

- Usa el software MyWebcamlock, que alerta de los permisos no autorizados de tu webcam a terceros.

 

Si lo que te preocupa es la cámara de tu smartphone: Controla los permisos de acceso a las cámaras, descarga apps solo en páginas oficiales y pásate por nuestro artículo sobre cómo saber si te están hackeando el móvil y de qué manera solucionarlo.

 

4. Ojo con las contraseñas

cambiar contraseña seguridad

Redes sociales, blogs, plataformas de la administración, correos electrónicos... A veces nos puede la pereza o nos falla la memoria y, para no complicarnos demasiado, pecamos de inocentes utilizando la misma contraseña para infinidad de sitios. Por eso, en este punto vamos a hablar de los fallos más comunes a la hora de crear una contraseña y de cómo podemos blindar nuestros accesos sin apenas esfuerzo:

 

- Esta la repetimos, pero es que es súper importante: NO uses la misma contraseña para todo; es darle un buffet libre de datos a los ciberdelincuentes.

- Cambia las contraseñas que se generan de manera aleatoria en apps y programas.

- Fechas, nombres de hijos, de mascotas, lugares...son importantes y emotivos y sabemos que siempre los recordarás, pero, ¿sabes qué más son? Pésimas contraseñas. Cualquier persona que dedique un mínimo de tiempo a estudiar  perfiles en las redes sociales podría acabar deduciendo tu contraseña. Y ni hablamos del resto de personas que sí te conozcan.

- Apuntar en un papelito todas las contraseñas y pegarlo al lado del touchpad del portátil. Las personas que hacen esto merece la medalla a la ingenuidad. Da igual que no saques el ordenador de casa, una simple videollamada que enfoque el papel, o una foto con un ángulo desafortunado compromete toda la seguridad de tus cuentas.

- Abrir el correo o las RRSS en un dispositivo que no es el tuyo y no acordarte de cerrar sesión. No hace falta recordar la de veces que hemos visto auténticos trolls aprovechando el despiste de algún usuario que dejó su Facebook abierto en la biblioteca o en un cibercafé.

Teniendo en cuenta todo esto, para aumentar la ciberseguridad en el hogar, te recomendamos utilizar una contraseña diferente para cada acceso, no utilizar ningún dato como fechas, nombres o apodos perteneciente a tu entorno personal, implementar el uso de números y letras; utilizar, siempre que sea posible, claves de 10 a 12 caracteres y hacer uso de gestores de contraseñas como RoboForm o KeePass que las guarden de manera segura.

 

5. Desactiva WPS

desactivar wps seguridad

Una de las opciones que ofrece nuestro router y que la mayoría de la gente desconoce es el WPS. También conocido como WiFi Protected Setup, es el encargado de facilitar la creación de redes WLAN, ofreciendo las credenciales de acceso necesarias para conectar dispositivos a la red y ahorrarnos así el engorro que supone meter la clave kilométrica del WiFi.

 

Aunque puede parecer un estándar que solo ofrece ventajas, lo cierto es que cuenta con una vulnerabilidad en una de las formas de autentificación: en el método PIN.

 

El método PIN consiste en acordar una clave numérica entre el router y el usuario que se introduce al conectar el dispositivo. El problema es que, con las herramientas necesarias, cualquier persona podría acceder a nuestra red mediante el WPS.

 

Para desactivarlo solo tienes que buscar el botón WPS de tu router y comprobar si está o no activo. Si está encendido, es tan sencillo como darle al botón ¡y listo!

 

Para pensárselo...

Si algo pretendíamos con este artículo además de proporcionar las claves para que pongas tus equipos a salvo, es concienciar sobre la necesidad de contar con ciberseguridad en el hogar. No importa si es a nivel empresarial o de andar por casa, la ciberseguridad es una práctica cada vez más necesaria para todos los que utilizamos internet. Debemos garantizar nuestra invulnerabilidad y darle a este problema virtual la importancia que merece. Y aunque no existe el riesgo 0, estos pequeños hacks te ayudarán a proteger tu hogar de posibles ciberdelincuentes.

 

Si te ha gustado este artículo, te invitamos a dar un paseo por el resto de nuestro Blog donde disponemos de muchísimo más contenido, consejos y recomendaciones relacionados con el mundo de la informática. ¡seguro que lo encuentras muy interesante!