Descubre cómo limpiar un portátil
20 agosto, 2019

Puede que seas constante limpiando tu smartphone pero dinos, a ver, piensa, ¿cuánto hace que no le das una limpieza a tu ordenador, por mínima que sea? Aunque igual hay que cambiar la pregunta y saber directamente si alguna vez te has puesto a ello… Te vamos dar un voto de confianza además, si la respuesta es hace mucho o efectivamente nunca, puede que el problema sea que no sabes cómo limpiar un portátil, así que te lo vamos a explicar Será una limpieza muy básica, para cualquier tipo de usuaria, que lo que queremos es enseñaros a cómo salir del paso. 

Cómo limpiar un portátil paso a paso

Centrándonos en el exterior del dispositivo, que tiene que estar apagado, veremos las partículas de polvo en la pantalla, ya que la electricidad que circula por la misma las atrae. Para esto lo mejor es utilizar un pañito especial, específicos para electrónica, para no dañar de ninguna forma el pc, tiene que ser de microfibra, y se puede combinar con bastoncillos o un mini cepillo para limpiar los huecos entre las teclas. El alcohol isopropílico del 90% o más, no daña los componentes internos del ordenador, por tanto se puede aplicar también en el paño y bastoncillos. Que el polvillo de fuera es importante, pero mucho más es lo que necesita un repaso de vez en cuando. De hecho, la limpieza del exterior del ordenador, recomendamos dejarla para el final, ya que se puede manchar más limpiando el resto.

A por el ventilador

Si vuestro portátil hace mucho ruido, o se calienta rápido, es posible que necesite un repaso el ventilador. Para saber cómo limpiar un portátil no os podéis olvidar de este componente. ¿Lo primero? Es soplar, sí, sí, ¡muy sencillo! La clave reside en soplar a través de la rejilla de salida de aire, generando un flujo de aire inverso. De esta forma, cualquier elemento que esté obstruido en el disipador saldrá por la abertura donde respira el ventilador. Puede ser que esto no sea suficiente y el siguiente paso sería utilizar un aspirador o un bote de aire comprimido, ponerlo por la rejilla de entrada o salida en función de que aspiremos o introduzcamos aire respectivamente. Si llegados a este punto no conseguimos eliminar toda la suciedad o necesitamos solucionar algún que otro problema, tendremos que recurrir a soluciones más drástica y habrá que desmontarlo, aquí ya os dejamos la decisión de si hacerlo vosotras, porque sois personas mañosas, o mejor llevarlo a una profesional. ¡Que lo último que queremos es cargarnos el portátil!

A evitar:

Cosas que nunca, nunca, nunca, por nada del mundo debemos de hacer, ya que en vez de cómo limpiar un portátil, podríamos hacer un tutorial sobre cómo estropearlo:

  • Uso de productos químicos para limpiar la pantalla: pueden ser agresivos con el material de los monitores.
  • Colocar el ordenador sin espacio: esto puede parecer una tontería, pero no tendrá suficientemente espacio para respirar y ventilarse, refrigerar el sistema. Y esto no es sólo para cuando lo estemos limpiando, que da un poco más igual este aspecto, sino siempre que lo usemos. 
  • Dejarlo enchufado cuando no lo estáis usando, bueno, todas sabemos la cantidad de imprevistos totalmente evitables que pueden suceder.

Ahora ya sabéis lo básico para tener a punto vuestro portátil, ¡no hay excusas!