Cómo formatear Windows 10 sin perder archivos
8 enero, 2021

En determinadas ocasiones nos encontramos que nuestro ordenador no funciona como debería o como nos gustaría, con retrasos al encender o al ejecutar tareas, e incluso pantallazos y bloqueo de aplicaciones que hacen que perdamos información.

 

Una de las medidas más utilizadas por los usuarios, para resolver este tipo de problemas, es la de formatear o reinstalar Windows. Tan común se ha hecho dicha práctica, que Microsoft ha implemento la función de restablecer el equipo de fábrica dentro de Windows 10, que puede ayudarte a resolver muchos problemas. Lo cuestión es, ¿puedo conservar mis archivos? Por suerte, existe una forma de proceder que no afecta a nuestros documentos guardados.

 

Cómo formatear Windows 10 sin perder archivos

 

Lo primero que debemos saber es cuándo es el momento de llevar a cabo la acción y, finalmente, restablecer Windows. Para ello, Microsoft nos da un consejo bastante obvio: el momento indicado es cuando el equipo no funciona correctamente y no sabes por qué.

 

Teniendo esto en cuenta y, una vez decididos a hacerlo, lo primero que haremos es pulsar la tecla Windows + I. De esta forma se abrirá la pantalla de configuración de Windows.

 

Dentro de la pantalla de configuración, entramos en la sección ‘Actualización y seguridad‘, uno de los apartados más importantes de Windows 10.

 

Una vez dentro, nos fijaremos en la barra lateral, donde hay numerosas secciones. Haremos clic en ‘Recuperación‘ y veremos estas opciones.

 Formatear Windowa

El siguiente paso es el más importante, ya que elegiremos qué tipo de formateo queremos, si uno en el que desaparezca todo o el que aquí nos interesa: uno en el que permanezcan nuestros documentos, archivos, fotografías...

 

Pulsaremos sobre el botón “comenzar”, que se encuentra situado bajo el título “restablecer este pc”, y a continuación, en la ventana emergente, haremos clic en “mantener mis archivos”. Con este método, se borrarán las aplicaciones que tengas instaladas y las configuraciones que hayamos hecho en Windows, manteniendo intacto nuestro material personal.

 

Por otro lado, si optamos por quitar todo, el ordenador se encenderá con una copia de Windows 10 preconfigurada de fábrica sin nada en su interior. Debemos tener mucho cuidado a la hora de elegir una opción u otra ya que, sin querer, podemos perderlo todo.

 

Una vez seleccionada la opción ‘Mantener mis archivos’, deberemos esperar a que concluya el proceso de manera automática. Cuando llegue el momento, entraremos en Windows Update y actualizaremos los archivos pendientes.

 

Por último,debemos instalar los programas y aplicaciones de nuevo y, en caso de que algún controlador no funcione correctamente, habría que actualizar los drivers.