Las nuevas profesiones ligadas a internet
30 marzo, 2021

Vivimos ligados a las nuevas tecnologías desde hace años y es evidente que hoy en día no podríamos vivir sin ellas. Internet se ha ido introduciendo poco a poco en nuestra sociedad para acabar convirtiéndose en una ventana desde la que mirar cualquier rincón del mundo. Hacer compras, ver multimedia, mantener el contacto con amigos, trabajar… son algunas de las posibilidades que encontramos navegando por la web, por ese motivo no nos extraña que se haya vuelto una herramienta más que imprescindible en nuestras vidas.

Pero, toda esa información, todo ese contenido, tiene que haber salido de algún lugar. En la entrada de hoy hablaremos de quienes se dedican profesionalmente a hacer de internet una mina de información y de cómo, con el paso del tiempo, han ido surgiendo nuevas profesiones ligadas a ello.

Diseñador web

diseño web

La tarea básica y fundamental de todo diseñador web es, básicamente, diseñar y crear sitios web (páginas, blogs, landing page…). También se encarga del aspecto técnico de la web, la instalación y de actualizaciones, plugins, enlaces a redes sociales…

Es importante no confundir diseñador con programador web; el diseñador crea mediante plataformas de administrador de contenido (CMS) como WordPress, Blogger o Drupal. El programador parte de la base de la creación de esas plataformas de gestión y, posteriormente su mantenimiento y actualización.

Parte de la tarea del DW consiste en orientar el diseño del sitio basándose en su finalidad. No es lo mismo diseñar la página de una tienda online donde el objetivo son las ventas que diseñar un blog de recetas de cocina que, a diferencia de la primera, busca subir visitas. Sea el tipo de web que sea, la prioridad es garantizar al usuario una experiencia agradable al navegar y una arquitectura clara que permita acceder a la información de forma fluida e intuitiva.

Desarrollador de Apps

desarrollo apps

Si algo hemos experimentado en la última década es la revolución en innovación de los teléfonos móviles. Cada día se lanzan dispositivos más novedosos que sus predecesores, con una potencia y unas capacidades fuera de serie. Nuestro móvil se ha convertido en una extensión de nosotros y, actualmente, hay aplicaciones específicas para todo lo que necesitemos. ¿Quién se encarga de crearlas?

El desarrollador de apps se dedica a diseñar y desarrollar aplicaciones móviles. Es un experto en ingeniería de sistemas (en ocasiones, autodidacta) que se encarga de la programación del software para dispositivos móviles o tablets iOS, Android o Windows.

Con un gran conocimiento técnico, controla todos los lenguajes de programación, desde HTML, pasando por Flutter o Kotlin, hasta Java y JavaScript y es capaz de materializar ideas en apps que nos faciliten el día a día.

Ante el incremento de las oportunidades laborales, tanto escuelas privadas como institutos públicos han añadido a su oferta estudiantil ciclos formativos de desarrollador de aplicaciones móviles. Eso sí, ¡las plazas vuelan!

Expertos en ciberseguridad

 ciberseguridad

Como todo en esta vida, internet tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Nos sirve para mantenernos informados y realizar todo tipo de actividades pero, también hay que conocer los peligros que alberga. Cualquier persona malintencionada con los conocimientos informáticos suficientes podría acceder fácilmente a todos nuestros datos, no solo de navegación, sino también a información personal, números de tarjetas del banco o documentos importantes guardados en tu PC.

Es ahí donde entra en juego un experto en ciberseguridad. Estos profesionales, son los encargados de asegurar y preservar la privacidad y los datos de sus clientes -generalmente empresas- más susceptibles a recibir ciberataques.

Sus conocimientos abarcan la programación, la creación de redes seguras e irrastreables para conectarse, la gestión permisos de acceso limitado a datos por parte de los usuarios y la reparación e instauración de todos los pasos anteriores si ya ha habido algún ataque.

Hoy en día, numerosas empresas se dedican únicamente a la ciberseguridad y, cada vez, la gente está más concienciada del riesgo que supone estar conectado.

Community Manager

community manager

O CM para los amigos. Estamos seguros de que en los últimos años has escuchado este término en algún momento. El CM surgió en las RRSS con la intención de acercar las marcas a los usuarios, y se sitúa entre el marketing de contenido y la atención al cliente. Esto último quizás no estaba planeado, pero, precisamente eso, es una de las señales que más demuestran que el Community Manager ha conseguido su objetivo.

Para ser CM, por lo general, no necesitas un perfil demasiado exigente a nivel técnico, pero debes tener formación en marketing en algún aspecto, estar al día en temas de actualidad, buena ortografía y, por supuesto, buen talante. Es importante recalcar esto último; no hay que olvidar que el Community Manager es la cara visible de la empresa en las redes, y hay que saber tratar a los clientes y a los posibles clientes.

Las funciones que desempeña un CM son conocer a su comunidad y crear contenido de calidad, hacer que el contenido llegue al mayor número de personas posibles, interactuar con los usuarios y saber gestionar las posibles crisis en social media que pueden repercutir negativamente en la percepción que tenga la gente de la marca, con las consecuencias y repercusión que ello conlleva.

SEO y SEM

SEO-SEM

Después de hablar sobre el diseño de las webs y del marketing en redes sociales, en esta categoría venimos a hablar sobre el posicionamiento de nuestra web dentro del ránking de búsquedas de Google.

Como navegador más utilizado prácticamente en todo el mundo, la mayoría de webs se encuentran en Google y, es tanta la información y las páginas que tiene que gestionar, que ha ideado una serie de algoritmos y bots para discernir entre el contenido de calidad de las páginas fraudulentas o chapuceras. Precisamente, por esta cuestión nació el SEO (Search Engine Optimization) o lo que es lo mismo, la optimización para motores de búsqueda.

Basándose en los algoritmos de Google, el SEO se encarga de cumplir con los requisitos necesarios para optimizar la posición de una web de manera orgánica (sin pagar) a la hora de buscarla en el navegador. Algunas de estas condiciones a tener en consideración son la utilización de palabras clave o keyword, meta tags diferentes en cada página, implementación de encabezados en los textos, etiquetas alternativas en imágenes, URLs optimizadas, diseño AMP para ver la página en dispositivos móviles...

Con todo lo mencionado anteriormente entre otras cosas, Google comprueba si tu página resulta de interés a los usuarios y la posiciona. Es una estrategia con resultados a medio/ largo plazo.

Por otra parte, el SEM (Search Engine Marketing) se encarga del posicionamiento web mediante la inversión de diversas cantidades de dinero (pago por clic). Automáticamente sitúa anuncios de tu sitio en los primeros puestos del buscador, utiliza keywords para maximizar el impacto de las campañas, se encarga de lanzar promociones limitadas, conseguir tráfico hacia la web…

Esta forma de posicionarse es más rápida pero requiere un coste elevado a la larga.

Copywriter

 Copywriter

El copywriter o redactor publicitario, es la persona encargada de escribir textos convincentes para que los posibles clientes se decidan a comprar un producto.

Aunque es un término novedoso, esta profesión antecede a la Era Digital. Solo hay que prestar atención y darnos cuenta de que hay textos publicitarios allá donde miremos: carteles, revistas, anuncios... e internet no iba a ser la excepción.

Además de textos creativos para promocionar, los copywriter son capaces de cambiar la imagen de una marca, pueden ser los culpables de que repitamos en nuestra cabeza un eslogan, o el diálogo de un anuncio. En ocasiones, copywriter, SEO y CM se fusionan debido a las competencias comunes, sobre todo en si hablamos de empresas pequeñas de plantilla reducida que quieren crecer online.

¿Qué se necesita para ser copywriter? Imprescindible la buena ortografía y puntuación, creatividad, controlar diversos estilos de escritura, conocimientos sobre posicionamiento y análisis de mercado. Sería un buen punto de partida haber estudiado alguna carrera relacionadas con Letras y Humanidades como filología, publicidad, comunicación o periodismo, aunque no es requisito indispensable.

Podemos decir que internet ha creado nuevas profesiones y ha reinventado las que ya existían. En un mundo globalizado y con las circunstancias actuales, cada vez se opta más por el teletrabajo o por el uso de internet para incrementar los beneficios de tiendas físicas mediante la venta online. Por ese motivo, la formación en medios digitales es una opción de futuro para cada día más personas. ¿Lo es para ti?