¡Descubre los nuevos ordenadores All in One!
22 octubre, 2019
El ordenador All in One, en contra de lo que muchos piensan, no es un recién llegado, y ya tiene unos cuantos años de existencia; aunque su popularidad se ha viralizado en los últimos tiempos. Uno de los pioneros fue el iMac de Apple , que se creó ni más ni menos que en 1993, y a partir de ahí podríamos decir que comenzó la generación de los conocidos “todo en uno”.

Ordenador All in One: comodidad en tu escritorio

ordenador All in One Primux 2403FSi estás pensando que el All in One es como una especie mutante entre el portátil y el ordenador de sobremesa, te equivocas (aunque no vas muy desencaminado). La realidad es que este híbrido tecnológico reúne los aspectos más positivos de los otros dos y se está convirtiendo en el formato favorito. Del ordenador de sobremesa, muy parecido pero con grandes matices, hereda la amplitud en cuanto a pantalla y la comodidad de poder trabajar con teclado y ratón que nos aportan libertad de movimientos en la mesa en la que lo ubiquemos. Pero...et voilá!: la diferencia que les separa de modo decisivo es que el All in One viene ligero de carga ya que no tiene caja. Claramente esto juega a su favor, ya que la caja ocupa mucho espacio en el escritorio y con el All in One podremos estar mucho más cómodos y estirar las piernas debajo de la mesa.

Todo en uno, y nunca mejor dicho

ordenador All in One 2401F Parece que las virtudes le acompañan, y es que el All in One, y aquí comparte protagonismo con el ordenador portátil, es libre de cables; exceptuando, claro está, el cable de alimentación. Tanto el procesador, como el disco duro, la memoria RAM, la unidad de CD/DVD y los puertos de conexión vienen instalados en el interior de la pantalla. Esta armoniosa unión de los elementos que lo integran, lo convierten en el más estiloso del escritorio, evitando cables enredados que además de mal ordenador All in One 2701Faspecto pueden provocar algún que otro accidente si tropezamos con ellos. Visto así, reúne todas las exigencias que podamos requerirle a un ordenador sin tener que elegir entre diseño y calidad. Cómodo y además bonito , la mejor opción si lo que buscas es un diseño atractivo y una instalación limpia para un rendimiento nivel medio/alto. Eso sí, si vas a trabajar con bancos de datos o archivos de gran tamaño deberías decantarte por un ordenador de sobremesa, aunque no siempre tiene que porque ser así y todo depende de tu criterio, gustos y preferencias.