¿Qué tipo de tecnología necesita mi pc para teletrabajar?
9 marzo, 2021

Durante este último año, hemos aprendido a relacionarnos a distancia. La pandemia ha propiciado una “nueva normalidad” que ha acarreado diversos cambios en la cotidianidad de nuestras vidas, entre ellos, la forma de entender la tecnología para teletrabajar. Y, como no podía ser de otra manera, también ha afectado a la forma en la que percibimos nuestra jornada.

 

Cada vez más empresas han optado por implementar el teletrabajo como una medida que, a la larga, ha resultado ser beneficiosa en varios sentidos:

 

- Ayuda a la conciliación familiar.
- Disminuye el riesgo de contagio pudiendo rendir laboralmente a distancia que presencialmente.
- Se ha demostrado un aumento de la productividad.
- Genera menos estrés.
- Nos ha puesto al día tecnológicamente.

 

No obstante, debemos comprender que no siempre disponemos de la tecnología necesaria en nuestros hogares para desempeñar nuestro empleo de manera óptima. 

La venta de dispositivos digitales se ha disparado un 20% en los últimos meses; pero, ¿Qué tipo de ordenador necesitamos? ¿Cuál se ciñe más a nuestras necesidades? ¿Sabemos qué cuidados para optimizar su funcionamiento debemos tener en cuenta?

 

En este artículo te daremos las claves para elegir un ordenador que se adapte a tu trabajo. 

 

Para empezar, debes analizar qué tipo de trabajo vas a realizar. El término teletrabajo es relativo y engloba un sin fin de profesiones, por eso, no es lo mismo dedicarse  a un trabajo administrativo que a diseño creativo. Hoy hablaremos del primer grupo: 

Procesador

procesador intel

Lo primero en lo que debemos fijarnos es el tipo de procesador. El procesador, es el encargado de recibir e interpretar las señales que el usuario le envía desde los distintos componentes y otras aplicaciones y las procesa en milésimas de segundo. También se encarga de devolver a través de la GPU esa información (antes en código binario) en un formato de vídeo a la pantalla o monitor para que sea perceptible al mundo. 

 

Los aspectos técnicos más específicos a veces pueden resultar un lío para alguien que no entienda mucho de componentes informáticos. 

 

Es por ello que los criterios que tenemos que seguir para comprar un ordenador que se adapte a nuestras necesidades se basarán en nuestro volumen de trabajo. Si lo necesitas para redactar documentos o hacer hojas de cálculo o reuniones por videollamada, será suficiente un procesador Intel Celeron o un Intel Core i3. En cambio, si tu trabajo tiene más que ver con la edición y el diseño, lo ideal será un Intel Core i5 o Intel Core i7.

RAM

Otra característica a tener en cuenta es la capacidad de la memoria RAM. La RAM sirve de puente entre el software, el procesador y el sistema operativo. Es la memoria principal del sistema y dispone de velocidad de lectura y escritura, ya que se comunica con todas las partes del PC. Esta memoria es la que evita que el procesador tenga que leer los datos directamente a disco duro o SSD. Por lo tanto, es conveniente que tenga un buen número de GB si lo que quieres es trabajar con fluidez. Para trabajos administrativos u ofimáticos no es necesaria alta tecnología; bastará con una RAM desde 4GB hasta 8GB.

La tarjeta gráfica

 tarjeta grafica

Es un componente que se encarga de procesar los datos que provienen de la CPU y transformarlos en información legible. Estas tarjetas utilizan una unidad de procesamiento gráfico o GPU. Es importante fijarnos en ella a la hora de adquirir un nuevo ordenador, pues puede agilizarnos el trabajo, sobre todo si utilizamos programas de edición de imagen o vídeo. 

Disco duro o SSD (Solid State Drive)

Es la memoria de almacenamiento interno del ordenador. Cuanta más capacidad, más espacio tendrás. Es conveniente que el almacenamiento sea SSD, y no HHD o disco tradicional, ya que las funciones se llevarán a cabo mucho más rápido, además de permitir un diseño de ordenador más fino. 

 

Este, alberga el sistema operativo, por lo que es importante no saturarlo, utilizando sistemas de almacenamiento externo para elementos muy pesados. Hoy en día la mayoría de PCs soportan una ampliación del disco duro, por lo que sería interesante contemplar si es uno de los requisitos con los que cuenta nuestra futura adquisición. 

Sistema operativo

 windows 10

El sistema operativo es relevante a la hora de teletrabajar.

Generalmente, los ordenadores suelen venir con uno instalado, aunque en otros casos, vendrán sin él para que el usuario decida cuál instalar dependiendo de la finalidad del dispositivo. Comúnmente, para trabajar desde casa con el paquete de Office, búsquedas online o mailing, es suficiente un sistema operativo Windows 10 (aquí te dejamos unos tips para convertirte en un experto).


Por último, pero no menos importante: pantalla, webcam, autonomía ( en el caso de un portátil), número de puertos, tipo de conexiones... Esto es algo -relativamente- más sencillo de mirar y comparar de lo que hablaremos más adelante.