Videojuegos como arte y herramienta educativa
18 febrero, 2020

Los videojuegos ya no son sólo cosa de gamers, y por ello hoy queremos desvelarte su lado más artístico y creativo. Son, en sí mismos, una forma de expresión única y una obra de arte. No olvides que los creadores que están detrás de estos proyectos que seducen a millones de personas, son los desarrolladores de videojuegos.

 

El arte de los videojuegos es único que tiene tres perspectivas distintas: la primera es la del creador del video, que piensa en un mundo que él o ella quiere compartir. La segunda es del juego como tal: sus mecánicas y las maneras como se presenta al jugador. La última perspectiva viene del jugador, cuya respuesta personal e interacción generan una experiencia individual. Esta conversación entre el juego, el artista y el jugador es crítica para entender el arte de los videojuegos. En ese el momento deja de ser un juego.

Chris Melissinos

 

El arte de los videojuegos

 

Actualmente la industria de los videojuegos genera miles de millones al año y podríamos afirmar que su madurez artística llegó hace unos años. 

Muchos videojuegos son reconocidos como arte por sus imágenes y narraciones visuales, otra clase de juegos han llamado la atención por crear una experiencia emocional para el jugador y se consideran ejemplos de un juego de empatía.

Existen juegos que piden a los jugadores que habiten en los mundos emocionales de sus personajes.

Patrick Begley del Sydney Morning Herald

 

Para muchos críticos, los videojuegos si poseen una carga artística, debido a que el lenguaje del videojuego es la interacción, algo que solo es posible en la industria del videojuego y la diferencia del resto de medios artísticos.

 

El arte, por mucho que nos guste concebir paradigmas canónicos, recetarios de a qué debe dedicarle uno el tiempo, es siempre un diálogo entre dos. Uno que no cambia, el artista. Otro, el que recibe, por alguna de las cinco vías. El arte se produce en el instante de verdad en ese diálogo, en el chispazo espiritual que conecta a dos seres en una emoción. Cualquier otra pretensión de universalidad entra, como en la pregunta objeto de este debate, en el saco de las memeces.

Ángel Luis Sucasas, escritor

 

Los videojuegos como herramienta educativa

 

Además de su connotación artística, lo cierto es que los videojuegos se han atrevido a experimentar en todos los campos y sectores que pueda alcanzar nuestra imaginación.

Destaca en este punto el videojuego como herramienta educativa, lo que nos hace pensar, ¿hasta qué punto es verídica esta afirmación?

 

Seguro que no es la primera vez que escuchas hablar de Minecraft como herramienta en educación. El lanzamiento de Minecraft: Education Edition ha hecho que muchos se interesen por el videojuego con su propia versión específicamente diseñada para el aula.

 

¿Cómo es posible que un videojuego pueda tener cabida en el aula y en la educación? 

 

Por si no lo sabías, además de su función didáctica, el Minecraft es considerado por muchos uno de los títulos más exitosos de la historia de los videojuegos.

 

Gracias a su sistema creativo, el uso de Minecraft en educación partiría de usar la propia herramienta. Al ser un mundo abierto y con posibilidades infinitas (sobre todo en el modo creación) cualquiera puede hacer una creación con espíritu formativo y ponerla a disposición de los usuarios para que estos la descarguen, la usen y aprendan con ella.  

 

El objetivo final es que Minecraft sea una herramienta adicional para afianzar algunos conocimientos, y forjar una educación interactiva, creativa y participativa en la que los chavales juegan a la vez que aprenden de forma lúdica y analítica, ¡y  no puede parecernos mejor idea!